Repudiamos la reedición PRO de la «conquista del desierto»

Política 27 de noviembre de 2017 Por
Unidad Ciudadana Quilmes emitió un comunicado repudiando el accionar represivo en el que murió Rafael Nahuel por un tiro de prefectura.
Rafael Nahuel
Desde Unidad Ciudadana Quilmes queremos expresar nuestra consternación ante los repetidos hechos de represión por parte de las fuerzas de seguridad federales. El último fin de semana y en un nuevo hecho absolutamente repudiable, Rafael Nahuel, un joven de 21 años fue fusilado por la espalda en el marco de una contundente represión de Prefectura en Bariloche, Rio Negro. La muerte de Rafael se suma a la de Santiago Maldonado, muerto recientemente en Chubut también en medio de una represión, aquella vez por parte de Gendarmería.
Tanto o más preocupante incluso que esa acción de los fuerzas de seguridad que se cobra jóvenes vidas, es el discurso político que emana desde lo más alto del gabinete nacional. Ministros que salen no solo a justificar la represión (que incluyó el uso de postas de plomo, lo cual es ilegal) sino que respaldan sin miramientos el accionar al margen de la ley de las fuerzas, otorgándoles impunidad y dándoles carta blanca para continuar en esa senda.
Haciendo foco en pueblos originarios o en supuestos grupos terroristas, el gobierno nacional está construyendo un enemigo interno a su medida. Con esos argumentos justifica una cacería en el sur en el que la desproporción de fuerza utilizada no resiste el menor análisis. Resulta evidente que se trata de una decisión política que lo lleva a tomar parte en la disputa por los territorios de la Patagonia, cuyo extranjerización creciente pone en serio riesgo la soberanía Argentina. En este como en otros casos, el gobierno se alinea rigurosamente con el capital y el poder internacional.
El gobierno nacional ha barrido el paradigma de no reprimir la protesta social. Instalando una suerte de estado de excepción y poniéndose virtualmente por fuera del estado de derecho más elemental, manifiesta públicamente que (sus fuerzas de seguridad) no necesitan “pruebas” para actuar. Se trata de un retroceso democrático inadmisible que nos vemos en la obligación de señalar. Llamamos a la cordura de quienes deben velar por la seguridad de todos los habitantes de nuestro suelo.

Gabriel Barrios

Periodista especializado en comunicación radiofónica, Productor. Director de G Medios y Radio G.

Te puede interesar