El Frente de Todos cerró la campaña con un mensaje de Unidad

Elecciones 2019 07 de agosto de 2019 Por
La fórmula presidencial del Frente de Todos encabezó un acto multitudinario en el Monumento a la Bandera, donde exhibieron el apoyo de los gobernadores peronistas y reiteraron el objetivo de "volver a poner de pie a la Argentina".
Fernández - Fernández

El precandidato presidencial del Frente de Todos, Alberto Fernández, y su compañera de fórmula, Cristina Fernández de Kirchner, cerraron hoy su campaña para las elecciones primarias del próximo domingo en la ciudad de Rosario, donde destacaron la "unidad" lograda por ese espacio y llamaron a convencer a los "estafados por este Gobierno".

Alberto Fernández y Cristina Fernsdandez -únicos oradores del evento- pusieron el acento en la "unidad" opositora que logró el Frente de Todos y la reconciliación entre dirigentes que se habían distanciado, como fue el caso de ellos dos y el del líder del Frente Renovador, Sergio Massa, también presente en el acto.

Así, mientras Alberto Fernández aseguró que "nunca más" va a "pelear" con la ex presidenta, ella señaló que la decisión del Gobierno de "endeudar otra vez a todos los argentinos con el FMI fue el punto de inflexión" en el que ambos pensaron "que era necesario reconstruir la unidad de las fuerzas nacionales, populares y democráticas".
  

El otro punto en común de ambos discursos fue el llamado a convencer a quienes en 2015 votaron por Mauricio Macri y hoy se replantean su voto, al tiempo que pidieron evitar las agresiones hacia ese sector de la sociedad. "Lo que viene no es nada fácil" dijo Cristina.

En este sentido, Fernández señaló que "hay muchos que creyeron en 2015 por esta opción y fueron defraudados, estafados por este Gobierno" y agregó: "No les pregunten a quién votaron, no les pregunten de dónde vienen, pregúntenles a dónde quieren ir".
   Por su parte, la ex mandataria detuvo un canto del público con insultos al presidente Mauricio Macri porque, según advirtió, en el Gobierno "están esperando eso para volver a dividir a los argentinos", tras lo cual pidió a la militancia que "no peleen, que hablen mucho, vecino a vecino, amigo a amigo".


Como orador central del acto, Alberto Fernández subrayó que "lo que se está discutiendo es cómo va a ser el futuro de la Argentina y cómo se va a construir" porque, según evaluó, "hay quienes piensan en una Argentina de pocos, que es la mitad de la de 2015 en términos del PBI, que expulsa argentinos, que hace cuatro años ve bajar el consumo, los sueldos y las jubilaciones". "Baja el consumo en una Argentina que consume lo que produce, y eso se expresa en caída de la producción, cierre de fábricas, de comercios y lleva a la pérdida de trabajo", continuó el postulante presidencial y agregó: "Es lo que más escucho de la gente, querer trabajar, querer recuperar el trabajo".


El ex jefe de Gabinete de Néstor y Cristina Kirchner aseguró que "lo único que ha producido Macri son cuatro millones y medio de pobres" y señaló: "Yo no hablo de economía, hablo de valores. ¿Qué sociedad podemos tener si se abandonan a los abuelos, si se caen fuentes de trabajo y no nos preocupamos? Esos son valores". Al respecto, remarcó: "Entre los que especulan en la timba financiera y los que invierten para producir en la Argentina, votamos por los que producen. Entre los empresarios que dan trabajo y los que compran Leliqs, votamos por los que dan trabajo y entre los jubilados y los bancos, votamos por los jubilados".  "Tienen en mí la certeza de que nunca los voy a defraudar. Y si alguna vez me ven claudicar en algo de lo que les he dicho, salgan a la calle y recuérdenmelo", concluyó el precandidato presidencial.


Por su parte, la ex presidenta señaló, luego de destacar la unidad de los referentes del espacio, que "ningún dirigente político, sea del partido que sea, duerme en la calle, ni se queda sin trabajo, el que pasa esas penurias es el pueblo y entonces los dirigentes tienen la obligación moral, ética y democrática de ponerle fin a esta situación". La precandidata a vicepresidenta cuestionó que haya "un puñado que piensa que los trabajadores no deben tener derechos y que el salario es el problema" y, en una alusión a una frase de la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, dijo: "Ellos y ellas piensan que los chicos pobres no tienen que llegar a la universidad pública". "Yo quiero que la gente vuelva a tener trabajo, que los pibes vayan al colegio a estudiar y no a comer, que los jubilados se puedan ir con la receta completa de la farmacia y que los científicos puedan investigar", subrayó la ex mandataria.

Por último sostuvo que los argentinos "necesitan imperiosamente que a partir del 10 de diciembre haya otro Gobierno en la República Argentina y ese tiene que ser Alberto Fernández, que va a desarrollar una tarea espléndida, como ya lo hizo cuando acompañó a Néstor".

Gabriel Barrios

Periodista especializado en comunicación radiofónica, Productor. Director de G Medios y Radio G.

Te puede interesar